Nuestra ruta escapista por el norte VOL. I

Visitamos algunas escape rooms en Santander, Bilbao, Vitoria y Pamplona

El equipo Experiencity ha aprovechado este verano atípico para hacer algunas de las consideradas mejores salas del norte. Nos armamos de un par de coches, mucha cafeína y la ilusión de anticipar grandes aventuras.

NAUFRAGO
En un marco incomparable, la Plaza de la Virgen Blanca, el equipo de Password ha creado una sala tremendamente divertida de obligada visita en Vitoria. Sin duda hay que destacar la inmersión inicial, de 10, y el dinamismo de los juegos. Tuvimos la sensación de encadenar un reto tras otro y tan solo nos estrujamos los sesos cuando era necesario y obteniendo siempre una recompensa a medida del esfuerzo. Fue también un verdadero placer poder hablar con una de las creadoras y que dirigió nuestra partida para hacerla incluso más divertida.



DRAGON BORN
Espectacular es sin duda la palabra que define esta alucinante aventura que hizo las delicias de los aficionados a la fantasía del grupo. La ambientación entra directo a nuestro top por el cuidado a los detalles y los momentos wow que vivimos. Es de reseñar el ajustado equilibrio de los juegos en cuanto a dificultad y tipo: lógica y manipulación se dan de la mano armoniosamente durante toda la emocionante experiencia.

Lo mejor, sin duda, el "roleo" con los personajes, perfectamente ejecutados por el amabilísimo personal de la sala.



LA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL
Ojocuidao, forastero, porque la recreación del salvaje oeste de esta sala te puede robar el corazón. Nos encantó el inteligente uso del espacio de esta room escape y la realista decoración, que eleva el disfrute de unos juegos con dificultad muy bien medida. Juegos de una originalidad y disposición que hacen que el ritmo de juego alcance un nivel de actividad interesante para una sala de corte clásico. Enhorabuena al equipo de XKAPA por hacernos sentir como jóvenes y bellos clones de Clint Eastwood.



PRISION PLANET
Como ser amantes bandidos no está bien, en Planeta Escape tuvimos un problemilla con la ley y nos llevaron a esta cruel cárcel donde la vida no vale nada. Una buenísima inmersión nos metió de lleno en una historia bien hilada y llena de sorpresas. Nos quitamos el sombrero con el trabajo del equipo de construcción para generar espacios de juego interesantes y sorprendentes.



DINO RISING ROJO Y AZUL
Mad Mansion lo volvió a conseguir; si ya habíamos quedamos encantados con Dragon Born, esta fantástica experiencia que va más allá del concepto de escape room clásico o de aventuras nos dejó extasiados. Ciencia ficción a raudales en una inmersión inicial que te prepara perfectamente para el desafío ante el que estás a punto de enfrentarte.

Como ya vimos en Dragon Born, la decoración mantiene la ficción durante todo el tiempo de juego de manera sobresaliente y la interacción con el game master es muy original. Además, consigue crear una atmósfera inquietante que forma parte del reto junto con la dificultad de las pruebas, muy originales y distribuidas de manera comprensible pero compleja. Si sois competitivos como nosotros, el modo versus os dará un aliciente interesante : podéis enfrentaros hasta dos veces ya que Rojo y Azul son distintas experiencias.



¡Y hasta aquí nuestra primera parte del viaje! Aún nos quedan muchas más salas que enseñaros y muchas más batallitas que contaros.

¡Nos vemos en la segunda parte, escapistas!
Siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, informamos de que el uso de mascarilla es obligatorio en todo momento dentro de nuestras instalaciones. Todos los espacios serán desinfectados tras su uso.